miércoles, 24 de septiembre de 2014

No se olvida sin querer

Al principio creía que tenías baja tolerancia a la frustración y por eso intentabas contactar conmigo constantemente después de dejarlo.

Ahora que ha pasado todo este tiempo me doy cuenta de que me equivocaba: lo que ocurre es que tu tolerancia a la frustración es tan alta que prefieres no salir de este doloroso estado a que todo quede atrás.








Fotografía: David Rodríguez
Texto: Miguel Ángel Agulló

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario